miércoles, septiembre 26, 2012

Graves incidentes en el Hospital Evita de Lanús por la muerte de un paciente

Graves incidentes en el Hospital Evita de Lanús por la muerte de un paciente
Un hombre herido de bala ingresó al quirófano para ser atendido, pero los médicos no pudieron evitar su deceso y sus allegados armaron una batalla campal. Testigos afirman que se trata de un barrabrava
Familiares y allegados de un hombre que estaba
herido de bala y murió en el hospital Evita de la localidad bonaerense de Lanús protagonizaron graves incidentes dentro de la guardia, al responsabilizar al personal médico por el fallecimiento del paciente.
La persona que perdió la vida fue identificada como Pablo Santillán, de 23 años, quien estaba acusado de asaltar y tirotearse con un policía. Sin embargo, según la madre del fallecido, la policía de la comisaría 5ta de Lanús, lo culpaba por un delito que "no cometió". 
El joven ingresó el domingo en grave estado y fue derivado a un quirófano, donde finalmente falleció en horas de esta mañana.
Según relató Silvia, una vecina del centro de salud, en declaraciones televisivas, se trataría de un barrabrava. Y su gente habría ingresado al establecimiento para tomar represalias y reclamar su cuerpo.
“Saltaban los portones como locos. La gente que estaba siendo atendida empezó a correr. Se escucharon tiros, hubo balas de goma y rompieron los vidrios de la guardia. Fue una batalla campal”, relató Silvia.
El jefe departamental de Lanús, comisario mayor Carlos
Perillo, informó a Télam que el hecho ocurrió alrededor de las 10, que "la situación fue controlada" y que en los disturbios "no hubo ningún tiroteo, sino que la policía disparó balas de estruendo para dispersar a los revoltosos". Tras la intervención policial, hubo 13 detenidos.

Acusan a un policía de atropellar y matar a golpes a un motociclista al que perseguía

Un efectivo de la policía bonaerense quedó hoy detenido acusado del homicidio calificado del joven motociclista Gerardo Damero, a quien perseguía por el partido de Florencio Varela cuando presuntamente lo chocó con su auto, lo arrastró unos 10 metros y lo golpeó en el suelo. Según informaron hoy fuentes policiales, la fiscal 6 de Florencio Varela que investiga el hecho, Vanesa Maiola, decidió dejar formalmente detenido al policía, identificado como Lucas Ezequiel Mareco, quien prestaba servicios en la comisaría 6ª de Avellaneda y al momento del hecho estaba de franco y vestía de civil. El hecho por el que Maiola acusa a Mareco comenzó ayer alrededor de las 14 en la localidad de San Francisco Solano, partido de Quilmes, donde agentes en un patrullero de la comisaría local comenzaron a perseguir a Damero (28) y a otro joven cuando se trasladaban en una moto en actitud que consideraron sospechosa. La persecución continuó por avenida Monteverde y a la misma se sumó Mareco a bordo de un Fiat Duna particular, hasta que finalmente al llegar a la calle Guido Spano, entre Leonardi y Uriburu, de Florencio Varela, aparentemente el policía de civil embistió la moto, que impactó contra un árbol. Según relataron los voceros, vecinos de la zona, conocidos del fallecido, dijeron a la Justicia que observaron cómo Mareco bajó del vehículo, tomó a Damero, lo arrastró varios metros y comenzó a golpearlo en el suelo. Sin embargo, los policías que viajaban en el patrullero relataron que fue la moto la que chocó contra el Duna y no dieron cuenta de que Mareco haya golpeado en el suelo a la víctima, por lo que los investigadores esperaban los resultados de la autopsia para determinar el origen de sus heridas. Luego del choque, los dos efectivos del móvil policial aprehendieron al otro joven, le secuestraron un revólver Doberman calibre .22 y demoraron a Mareco. Los policías también se llevaron incautada la moto de la víctima, al tiempo que los vecinos del barrio enfurecidos prendieron fuego el auto particular antes de que llegara el personal de Gendarmería Nacional para encabezar los peritajes.